lunes, noviembre 16, 2009

Lecciones en la vida. JZ Knight y Ramtha (Parte II)





 En la vida de Ramtha, -yo estuve en esa vida suya, así como muchos de ustedes vivieron en esa vida y todos tuvimos una encarnación allí- Ramtha pasó de ser un bárbaro a ser un ególatra, y de ahí a ser un alma iluminada, y que realmente se iluminó porque fue traicionado y sufrió una herida mortal que le permitió contemplar su juventud malgastada, como él dice. Durante el resto de su vida, su amor por el Dios Desconocido se fue desplegando mientras él observaba la naturaleza, y tuvo una libertad absoluta para hacerlo.

En mi vida yo tuve absoluta libertad para observar la naturaleza y para tener la oportunidad de ir a la iglesia y estudiar de qué se trataba Dios. Pero el Dios de la Biblia y el Dios de los libros de texto estaban en conflicto directo con el Dios que yo vi en el viento y que vi en las flores y que yo sentía y que me daba inspiración. Pero llegué a aprender acerca de ello.

Cuando Ramtha ascendió en su vida, ascendió porque él era un conquistador de Espíritu. Y se había conquistado a sí mismo ya que había conquistado todas las carencias y limitaciones de su vida. Fue en busca de todo lo que le era desconocido literalmente, así que, esencialmente, Ramtha conquistó la humanidad de sí mismo. Y su próximo nivel fue conquistar el viento o ir más allá. Y si Dios, como él dice, es totalmente ilimitado, entonces ¿quién ha de decir que este gran ser de la antigüedad, al que se refiere Edgar Cayce, no se salió efectivamente del cuerpo y se convirtió en el viento? Y que si él es un Espíritu, ¿qué le habría impedido serlo? Nada, porque él poseía el enfoque. Él tenía al guerrero dentro de sí que le permitió perseguir a Dios sin ninguna restricción y sin ninguna imagen.

Y Ramtha le hizo una promesa a su gente después de haber estado en comunión con ellos durante 120 días, en el lado nordeste del río Indo, en la frontera con el Tíbet. Y él reunió a toda su gente e intentó enseñarles lo que él había aprendido y en qué había consistido su travesía, y que había otra travesía, excepto que la travesía que estaba por delante no tenía que ver con millas o kilómetros o distancias, sino que era esencialmente una travesía del Espíritu. Y la única manera en que Ramtha podía explicarles el Espíritu era valiéndose de la analogía de un hombre con alas, que si un hombre tenía alas y podía volar, entonces ese era el Espíritu.

Así que en 120 días él le enseñó a su gente todo lo él que sabía. Les enseñó acerca de sus antecedentes lemures, su conquista de los atlantes, su encuentro consigo mismo y la conquista de sí mismo, de su cólera, de su amargura. Él conquistó su miedo, y la próxima conquista yace más allá de la muerte.

Cuando hubo terminado, le dijo a su gente: “Un día, lejos de este momento, regresaré y os enseñaré de nuevo”, y con eso Ramtha ascendió y desapareció. Su ejército se dividió. Parte de su ejército se fue a Turquía, otra parte se fue a Mongolia, otra parte se estableció en lo que ahora se conoce como el norte de la India, el norte y sur del Tibet, y el norte y sur de China.

Ramtha aparece ante JZ en l977
De modo que mi vida siguió su ruta habitual. Y yo recibí educación secundaria. Aprendí a leer y escribir y a hacer todas esas maravillosas cosas civilizadas. Cuando era joven, en cierto sentido, tenía dificultad para entenderme con la gente, porque la gente no comprendía lo que yo le estaba diciendo, no entendía que Dios era algo más que alguien sentado en una nube juzgándonos.

Cuando entré a la escuela secundaria, yo estaba espiritualmente inquieta. Después de graduarme en la escuela secundaria fui a la escuela de negocios. Y esta entidad empezó a aparecerse en mi vida. Por aparecerse me refiero a que yo tenía la sensación de que había alguien parado junto a mí, o cuando dormía una siesta tenía sueños y me paralizaba y no podía despertarme. Y estaba en una habitación donde no podía ver y podía oír las conversaciones que estaban teniendo lugar. También tuve experiencias extraordinarias con OVNIS.

De modo que cuando estuve lista -en l977 en mi cocina, en febrero, en Tacoma, Washington, Estados Unidos- estaba jugando con unas pirámides con quien era en ese momento mi futuro marido, que era dentista. Y estábamos haciendo pirámides porque dábamos caminatas por las cadenas montañosas Olympic y Cascade, y el último grito de la moda en esa época era que si uno ponía toda esta comida bajo pirámides, la comida se deshidrataría. Así que teníamos mortadela, vino, emparedados, queso y leche; ¿sabes?, teníamos pirámides por toda la casa, y ni siquiera se podía entrar en el baño.

Me puse una en la cabeza y pensé: “Bueno, ¿si esto afecta así a la mortadela, qué le hará a mi cerebro?” Así que me la coloqué en la cabeza y me empecé a reír. Y la levanté y había esta cascada de purpurina al fondo de mi pequeña cocina -esta cascada de brillo, como si tomaras un puñado de purpurina y lo soltaras en un rayo de sol- y había estas luces al fondo de mi cocina, y yo estaba sencillamente fascinada. Y ahí apareció esta entidad de más de dos metros de altura que era tan grande como la vida misma y lo más hermoso que había visto en mi vida. Y tenía esta amplia y bella sonrisa en la cara. Tenía dedos largos y manos largas y unos ojos negros danzantes.

¿Y qué le dices a algo que se te aparece en la cocina un domingo por la tarde? Le dices: “eres tan hermoso, ¿quién eres?” Y eso es exactamente lo que dije. Y él me miró. Llevaba puesto lo que parecía una larga camisola blanca, pero no era una camisola, era como una túnica. Y luego llevaba encima una túnica de intenso color púrpura. Y cuando señaló con el dedo, esta túnica se deslizó de su brazo y así es como supe que tenía esos bellos y largos dedos y esa hermosa mano.

Y él me miró y dijo: “Amada mujer, yo soy Ramtha el Iluminado, y he venido a ayudarte a atravesar la zanja”. Y bueno, ¿tú qué harías? Yo no lo entendí porque soy una persona simple, así que me agaché para ver si el suelo seguía bajo la silla. Él dijo: “se llama la zanja de la limitación”. Y dijo: “Estoy aquí y juntos vamos a hacer una obra grandiosa”.

Así que este individuo estuvo hablando conmigo el día entero. Mi marido pasó el tiempo mirando la brújula que habíamos usado para alinear estas pirámides con el verdadero norte, viéndola girar tan rápido que ya no se podía ver la aguja. Ese era el campo magnético que Ramtha estaba emitiendo y que estaba ionizando el aire de la cocina, porque él podía ver esa parte. No podía ver a Ramtha.

Eso inició una jornada con un ser al que yo tenía que definir. Y pensé que era un ángel, pero no vi alas. Así que me entraron sospechas. Entonces pensé que quizás era el diablo. Sabes, hay esta cita en el Libro de Revelaciones que dice que Satanás aparecerá en los últimos días como un ángel de la luz. Y yo sencillamente pensé: “¿Qué es lo que he hecho para provocar esto? ¿Qué pecado he cometido que fuese tan grave? Y así que pasé por todas estas cosas porque yo no podía racionalizar algo que nadie podía ver -que sólo yo podía ver- pero que definitivamente tenía un efecto en su entorno.

Esto sucedió en febrero de l977, así que pasé por dos años interesantes de estudio con Ramtha para definir primero lo que era Dios y luego lo que era el diablo, y luego caer en cuenta de que no había tal cosa; y habiendo aceptado eso, tuve que aceptar que existían seres así que vivían fuera de la esfera de la percepción humana, y que solamente se nos aparecen cuando estamos lo suficientemente abiertos como para verlos.



—JZ Knight


Continuará…

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.