jueves, agosto 05, 2010

que significa ABRACADABRA?

¿Sabías que abracadabra viene de la expresión aramea: “Como hablo, ocasiono”?
Lo que esto nos dice es que el habla esta más cerca de la
espiritualidad que cualquier otra acción física. Es el habla lo que separa al hombre de todos los otros reinos. La voz humana es el 99% de la realidad espiritual. Las palabras que hablamos, el 1% de la realidad física.
Lo que decimos manifiesta acá abajo lo que está allá arriba.
Sin embargo, hay dos realidades del 99%.
Permítanme repetirlo, porque de esto no se habla lo suficiente: Hay dos realidades del 99%: El Árbol de la Vida (el sistema puro) y el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal (el sistema impuro). Cuando decimos palabras negativas nos conectamos al sistema impuro y traemos oscuridad al mundo. Cuando decimos palabras positivas, traemos Luz a este mundo. Todo depende del habla.

Cuando alguien comete un acto de violencia física contra otro, puede derramar sangre e infligir dolor en el cuerpo físico. Pero cuando insultamos a alguien y hacemos que la sangre suba a su cara, también derramamos sangre… a nivel del alma. Sin embargo, vivimos en una realidad invertida, donde arriba está abajo y abajo está arriba. Le damos más importancia a lo físico que a lo espiritual. No valoramos el alma y, por lo tanto, no nos importan la palabras que hablamos. En este punto debo mencionar que esto es fácil de explicar, pero difícil de asimilar y poner en acción. ¿Darse cuenta de que las palabras y pensamientos tienen más poder que las acciones físicas? Muy difícil de manejar.
Sin embargo, nuestras opciones son seguir atribuyendo importancia a lo físico –y cosechando todo el sufrimiento, dolor y enfermedad que vienen con eso– o dar importancia a lo espiritual y hacernos conscientes de las palabras que hablamos, y llevar de vuelta al mundo a esa
realidad verdadera en donde no hay oscuridad.

Esta semana, pon algo de amor en las palabras que dices. Haz realmente un esfuerzo por poner el interés de alguien más antes del tuyo. Sé superconsciente de tus pensamientos y palabras hacia los demás. Espiritualmente, éste es el camino para salir del desastre. Y no sólo en el que estamos metidos ahora, sino cualquier catástrofe futura en
nuestro camino. 


En lugar de jugar a alcanzar la pelota, corramos delante de ella para variar.....

Reacciones:

2 comentarios:

  1. tenia una duda que me fue aclarada el articulo esta muy explicito me gusto gracias

    ResponderEliminar

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.