jueves, agosto 05, 2010

El Diálogo Interior


Cristales
¿Hablas contigo mismo? Cuando oimos hablar en voz alta a otras personas consigo mismas lo consideramos raro, pero te das cuenta que, sin ninguna excepcion, las personas hablamos con nostros mismos en silencio y esto no lo consideramos raro o extraño.
Si alguien te ofende, o te dice algo que no te gusta ¿que es lo que haces? Pones en marcha una escena al completo de ira  en tu mente. Te ves a ti mismo hablando enfadado, le gritas a esa persona y le dices cosas que no son nada agradables. A veces hay personas que pasan horas con estos diálogos interiores negativos y destructivos.
Existe una conversacion interior continuada en el interior de cada uno y se desperdicia una cantidad importante de tiempo, energía y atención en incidentes sin ninguna importancia. Esta conversación empieza desde el momento que nos despertamos hasta que nos dormimos.
El dialogo interior continua mientas trabajamos, estudiamos, leemos, miramos la televisión, hablamos, andamos, comemos, etc.  Estamos siempre juzgando a las personas, comentando lo que pasa, planeando, cotilleando y conversando mentalmente con la gente.
Estas conversaciones interiores conllevan un efecto de bola de nieve: cuando mas las tenemos mas nos encandenan y nos impiden ponerles fin, si también se evocan emociones, entonces se añade mas poder, energía y apego. Esto tiene un efecto adverso en el comportamiento, el discernimiento y el actitud en general.
En muchas ocasiones el dialogo interno es negativo y refuerza cualquier actitud o comportamiento negativo. Pocas personas creen en ellas mismas y en sus habilidades, para poder llevar diálogos interiores positivos. El proceso y el efecto de estas conversaciones interiores es similar al de las afirmaciones. El pensamiento constante sobre el mismo tema influencia el subconsciente que consecuentemente acepta estos pensamientos y palabras y actua basándose en ellos. Los diálogos interiores negativos conllevan resultados negativos y los diálogos interiores positivos conllevan resultados positivos.
Puedes utilizar este proceso para tu beneficio; es una actividad automática que funciona ya te des cuenta de ello o no, si aprendes a ser consciente de ella, tienes la habilidad para controlarla. Puedes convertirla en un dialogo positivo, si lo haces, te das cuenta de que tienes un gran poder en tus manos.
Intenta ser consciente de tus pensamientos, con calma observa lo que pasa por tu mente, incluso si solo puedes hacerlo durante unos momentos.  El dialogo interior funciona incluso cuando estas físicamente haciendo otra cosa, y no es tan fácil separarse mentalmente de nuestros pensamientos y de las palabras que pasan por nuestra mente
Una y otra vez intenta mantener tu atención en lo que pasa dentro de tu cabeza y finalmente podras ser consciente de ese dialogo interior durante mas tiempo. El observar la mente y lo que pasa dentro de ella proporciona una distancia, la distancia da un mejor control de la mente y su parloteo.
Siempre que te observes llevando un conversacion trivial e inútil contigo mismo, detente, conviértelo en algo mas útil; cambia de tema y también de palabras, es como pasar un cassette, ¿por qué lo dejas sonar de fondo? ¿por qué no lo cambias por otro que te guste mas? Cambia las palabras de tu dialogo interior en palabras positivas sobre la buena salud, felicidad y exito
Hay algo mas que puedes hacer pero que require de concentracion y voluntad, puedes intentar parar esta conversacion interior completamente. Intenta ignoorarla y dale vacaciones a tu mente. Deja que la mente descanse un poco, la vida por descontado que continuara aunque se silencie este dialogo; aprovecha y disfruta de un descanso de esta incesante conversación de la mente cuando puedas.
El dialogo interior esta bien en ocasiones, pero la mayoria de las veces es un parloteo incesante e inutil que te distrae la atencion de lo que estas hacienda en cada momento, al ser consciente de ello y reemplazarlo con un pensamiento positivo o simplemente rechazandolo adquieres la habilidad para controlarlo.
© Copyright Remez Sasson
Remez Sasson imparte cursos y escribe sobre pensamiento positivo, visualizacion creativa, motivación, auto-perfeccionamiento, paz mental, desarrollo espiritual y meditación. Es autor de varios libros “Peace of Mind in Daily Life”, “Will Power and Self Discipline”, “Visualize and Achieve” and “Affirmations-Words of Power”

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.