viernes, febrero 12, 2010

OK... charlemos... reminiscencias culinarias...

Pues nada... mi mente comienza a volar al mejor estilo de superman hacia atrás y me lleva a los mejores momentos de mi niñez, donde aun puedo recordar a mi querida abuelita Dorotea (esa viejita nacida en un cerro aledaño a Mendoza Fría, un pueblito de carretera en esa generosa tierra llamada TRUJILLO, en Venezuela) haciendo masa de harina PAN (no le voy a decir harina de maíz porque eso acá en Venezuela es mentira, se llama harina PAN carajo). Amasa y amasa, le agrega un poquito de aceite "onoteao" del onotero donde antes colocó unos granos de onoto con aceite y los puso a freír sin dejarlos quemar mientras amasaba y sacaba ingredientes de la nevera (esa rica ubicuidad que tenía ella). Mientras pasan "El Zorro" en venevision espero con ansiedad los comerciales para seguir observando, en silencio, la energía alquímica generada en la cocina grande y amplia que se comienza a llenar de aromas que me hacen sentir mariposas en el estomago.
Mientras se reposa la harina la observo como saca de la nevera esas caraotas que quedaron del almuerzo de ayer y las coloca a un lado para que "cojan calor" ambiental. Esas manos agiles y diestras que podrían recorrer esa cocina aun con los ojos cerrados se pasean sobre las especies celosamente guardadas de la humedad en los "potes" de mayonesa: un tilín de orégano, un chin de comino, y quizás (según como estuviera ese ánimo) dos o tres palitos de romero. al momento de lanzarlos en la sartén amplia enmantequillada ya están gritando y arrojando sobre nosotros sus delicados aromas cuando de repente estos se ven acompañados de cuatro amigos infaltables a esta cita: tomate, cebolla, pimentón y el mas "rochelero" de todos, el ají picante (no mucho, según recuerdo, para que yo pudiese comerlo).
Justo en el momento en que la dura acidez del tomate comienza a ablandar junto a la fina transparencia de la cebolla llega el protagonista principal de esta historia: las caraotas. Escurridas ligeramente se acercan a este festín de olores y color para tomar de ellos su sabor, su esencia e impregnarse de ella y vestirse de gala gracias a ellos.
Mientras en el mesón la masa lo suficientemente suave como para ser untada con cucharilla, se derrama sobre las hojas de plátano “que compramos a real y cuartillo el kilo porque le regateamos al señor Pedrito" en el mercado libre, acuna en su seno la mixtura de olores y sabores donde el grano rey de Venezuela tiene puesto de honor. Ese abrazo triple entre la masa, el grano y la hoja se refuerza con ese pabilo de amor en la forma que aprendí a hacerlo desde mis 5 años, dándole vueltas en forma de cruz terminando con nudo los de relleno sencillo y con lazo los muy muy picantes (como le gustan a la vecina, la señora Ángela, vamos que hay que mandarle aunque sea dos)  y... al agua patos!!!
Mientras espero salgo a la calle para llegar al rato con ese olor a "sudor y resolana" listo para bañarme...
Me baño, me visto, salgo de mi habitación y aquel olor a algo especial sigue llenando el ambiente cada vez más puro, intenso, invitándome a la mesa.
Y así, de las profundidades del ollon donde se hirvió agua con sal (mi mama a las de ella le pone un cubito pero para la abuela sería preferible maldecir en la puerta de la capilla del barrio antes que eso) van emergiendo esas cosas alargadas como submarinos de sabor encerrado en hojas de plátano.
Mientras se escurren se va preparando la jarra de "mañanita" de naranja y se coloca el puesto de cada quien según su rango en la casa...

Viendo mi plato exclamo:
- Y esto que es
A lo que la vieja responde
_CARABINAS
-Carabinas? y eso con que se come?
- con que te los vas a comer pues, con los dientes!!! Jajaja

Ahhh... qué tiempos aquellos...

Saben qué???? Mejor nos vemos más tarde... voy a ver si hay hojas en el mercado...

Bye....


Que???? Las fotos??? Si ya las monte en el álbum… aqui estan...




Reacciones:

1 comentario:

  1. Hola! para colocar tu aporte en el HEMC necesito el nombre de la receta, los ingredientes y la preparacion y que anuncies el evento (con el logo) y hagas referencia a la anfitriona o anfitrion de este mes. Saludos

    ResponderEliminar

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.