martes, febrero 23, 2010

Meditación para Co-Crear “La Red de Luz” el 28 de febrero 2010



Meditación en la playa con el SolMEDITACION DE LUNA LLENA 28 DE FEBRERO DE 2010
MEDITACION A DISTANCIA A LAS 21.00 HORAS



Para realizar en círculo con un mínimo de tres personas

*

Vestidos de blanco.
*

Al aire libre o junto a un altar, en el que deben estar presentes los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.
*

Una vela blanca encendida delante de cada uno y otra en el centro del círculo.
*

Cada uno con una piedra luna, que servirá para todos los rituales.



PREPARACIÓN PREVIA

Vamos a co-crear entre todos la Red de Luz. La luz que parte de nuestros corazones es un alimento real y necesario para la humanidad y para el planeta. El trabajo realizado durante estas meditaciones de Luna llena viene determinado por la intención de cada uno sumada a la del total. Por eso, cada propósito cuenta, cada intención cuenta, cada pensamiento cuenta.



Vuestros pensamientos, así como vuestras palabras y vuestros actos, son energías creadoras de las que hacéis uso libremente. Creáis aquello en lo que os enfocáis, afectando no sólo a vuestras propias realidades, sino también a las realidades de aquellos que os rodean y a la realidad global.



Por este motivo es sumamente importante que, antes de iniciar la meditación, purifiquéis vuestras mentes. Vestíos de blanco por dentro y por fuera. Introducid también el blanco en vuestro interior.



Sentaos en círculo. Que se coloquen en el interior del círculo aquellas personas que no están acostumbradas a este tipo de meditación.



INVOCACIONES

- Solicitad el permiso de los guardianes del lugar donde os encontráis para realizar el ritual.

- Invocad a los elementales del Aire, de la Tierra, del Agua y del Fuego.

- Presentad vuestro respeto a los seres que habitan en los cuatro Puntos Cardinales.

- Solicitad la presencia y la ayuda del los Arcángeles, especialmente del Arcángel Metatrón.

- Solicitad la presencia y la ayuda de vuestros guías espirituales. Que vuestros guías espirituales formen otro círculo alrededor del que vosotros habéis creado para ayudaros a armonizar las energías que estáis compartiendo.



Esperad unos segundos hasta que todas estas energías se manifiesten y armonicen el círculo.



VISUALIZACIÓN

Inspira profundamente tres veces.



Continúa inspirando y espirando mientras te relajas y permites que el aire que sale de ti se lleve con él todas tus tensiones: los nervios, las preocupaciones, las dudas, el miedo…



Cada vez que inspiras sientes que la paz entra en tu interior. Cada vez que espiras soplas fuera de ti cualquier rastro de negatividad, cualquier incomodidad, cualquier bloqueo que te impida conectarte con tu esencia.



Conecta tu chakra raíz con el centro de la Madre Tierra y solicítale a ella que te mantenga enraizado y que absorba de ti cualquier negatividad que pudiera desconcentrarte durante la meditación. Ella se encargará de transmutarla.



Visualiza ahora un punto blanco en el centro de tu mente. Es un punto blanco que va a ir expandiéndose poco a poco para disolver a su paso los pensamientos intrusos o las imágenes que no te permiten armonizarte con la energía del círculo.



Cuando el punto blanco se haya expandido en tu mente por completo, vuelve a inspirar y solicita que una lluvia de luz blanca brillante descienda desde el cielo hasta ti para completar este acto de purificación previa.



La luz blanca brillante desciende lentamente desde el cielo hasta tu chakra corona, entra en ti, inunda poco a poco todo tu cuerpo y te envuelve. Mientras la luz blanca brillante realiza en ti su tarea purificadora, continúas inspirando y espirando para permitir el flujo energético.



Ahora estamos preparados para recibir las energías de alta vibración que el círculo va a canalizar.



Cogeos de las manos. (La mano derecha hacia abajo y la izquierda hacia arriba.)

Visualízate en un prado durante esta noche de Luna llena. Es un prado tranquilo, amplio, abierto. En él se abre ante ti un camino plateado. Comienzas a caminar por él lentamente, mientras la Luna brilla en el cielo iluminando todo el prado.



A lo lejos ves que el camino pasa junto a un lago. Avanzas hacia él sintiéndote cada vez más sereno y más ilusionado. Cuando llegas junto al lago, te acercas para contemplar tu reflejo en el agua.



En la imagen que ves en el agua, la Luna brilla sobre tu cabeza. Sonríes porque comprendes que te da la bienvenida a este lugar en el cual ella reina plenamente. Tomas un poco de agua entre tus manos y te la llevas a los labios. Al beber te sientes renovado.



Sigues avanzando. Al final del camino hay una cabaña de madera. Cuando llegas hasta ella abres la puerta y, antes de pasar al interior, ves que en el centro de la cabaña hay una mesa en la que hay dispuestas bocabajo tres cartas.



Mientras te vas acercando a la mesa comienzas a notar que una de esas cartas te llama, que tiene un brillo especial. Su energía es muy similar a la tuya. Antes de levantarla tienes que saber que son tres cartas del Tarot. Tres arcanos mayores. Cada una de ellas representando un aspecto de la energía femenina.



LA SACERDOTISA, regida por la Luna y por el Agua. Dueña de sus capacidades extrasensoriales. La gran sabia que comparte con otros el conocimiento, que enseña. Valuarte de la sexualidad, pero también de la virginidad. Un ser muy evolucionado espiritualmente.



LA EMPERATRIZ, regida por Venus, por la Tierra y por el Aire. Dadora de vida y de abundancia. Generosa y cariñosa desde su papel de madre, ostentando su bastón de mando cuando es necesario. Pero también femenina y seductora, dueña de su vida y protectora de su familia.



LA FUERZA, regida por Leo y por el Fuego. Representante de la voluntad y del coraje. Es la mujer que se ha enfrentado a sus propios fantasmas y los ha vencido, logrando en su interior el equilibrio. Los polos opuestos se funden en ella para formar un solo ser. Franca, espontánea y constante.



Ahora que conoces cada una de las cartas que tienes ante ti, cada una representando un aspecto de la energía femenina, toma entre tus manos aquella que te llama la atención desde el principio y dale la vuelta. Fíjate bien en la imagen que se te muestra. Percibe cada detalle, cada gesto, cada color. Deja que la imagen te impregne con su energía. Siente en tu ser la sabiduría de la Sacerdotisa, el amor incondicional de la Emperatriz o el coraje de la Fuerza. Ésa será la energía que vas a traer de vuelta al círculo. Absórbela bien, nútrete bien de ella.



Lleva ahora la carta hasta tu corazón y pídele que te impregne con sus cualidades. Siente en tu corazón su energía. Con ella instalada en tu corazón vas a regresar lentamente por el camino que te condujo a la cabaña.



Nuevamente sales al exterior y la luz de la Luna te acaricia, mientras tú continúas caminando por el camino plateado, de vuelta a este círculo. Traes contigo una nueva energía, unas cualidades amplificadas en ti, y una amplia sonrisa. Te sientes pleno, rebosante de alegría. Te sientes parte del entorno que te rodea, parte de la magia que estás ayudando a co-crear.



Consciente ahora de tu presencia renovada en tu cuerpo físico, disponte a compartir con el compañero que tienes a tu derecha la nueva energía que traes contigo. Las cualidades de la carta que escogiste van a circular ahora a través de tu mano derecha desde ti hasta tu compañero. Al mismo tiempo tú vas a recibir la energía a través de tu mano izquierda.



Durante unos segundos permitimos que la energía que cada uno aporta al círculo fluya a través de nuestras manos y se armonice. Estamos canalizando una poderosa, amorosa y sabia energía femenina que, en estos momentos, nos está nutriendo a cada uno de nosotros y al círculo.



Visualiza ahora en el centro del círculo a la Madre Tierra. Observa la maravilla de sus mares, la línea perfecta de sus continentes. Siente el amor que te inspira la Madre Tierra. Vibra con la imagen de tu propio planeta, del magnífico ser en el que habitas y que te acoge. Envíale a la Tierra todo ese amor que sientes desde el centro de tu corazón. Rayos de luz rosa dorada parten de tu corazón hacia la imagen de la Tierra que tienes ante ti, en el centro del círculo. Imprégnala de amor, imprégnala de esperanza, imprégnala de luz y de toda esa energía femenina que, en equipo, hemos canalizado. Lo hemos hecho juntos, cada uno aportando lo mejor de sí mismo. Lo estamos haciendo unidos. Unidos vamos a expandirla.



La energía femenina que estamos compartiendo comienza a expandirse ahora hasta abarcar todo el círculo. Una espiral de luz rosa dorada nos envuelve y toma fuerza para continuar expandiéndose más allá del lugar en el que nos encontramos.



Al llegar al exterior entra en contacto con la luz de la Luna que brilla en el cielo para nutrir en esta noche a la Madre Tierra con toda su plenitud y ambas energías se armonizan en una danza sagrada.



La energía generada en esta círculo unida a la energía de la Luna llena comienza a expandirse para co-crear una Red de Luz alrededor de la Tierra. En este momento se une a la energía que emana de los otros círculos de luz que están realizando este ritual en la distancia.



Estamos co-creando la Red de Luz que alimenta a Gaia y despierta a los hombres. La energía femenina en acción. La sabiduría compartida, el amor incondicional y la valentía se unen para llenar de luz a todo el planeta. Para sembrar una semilla en el corazón de aquellas personas que aún permanecen en el olvido de sí mismos. Una semilla de luz que empieza a echar sus primeros brotes.



La energía femenina está llegando ahora a todos los corazones, despertando en cada uno de ellos el deseo de una vida armoniosa, de un mundo sin batallas, de un planeta en equilibrio. Mantén esta imagen y aliméntala con el deseo de tu propio corazón, con la generosidad de tu alma, con el amor de tu espíritu.



La Red de Luz que acabamos de co-crear continuará iluminándolos a todos durante 28 días, hasta la próxima Luna llena. Bañando la Tierra, enviando Amor incondicional a todos los rincones del planeta y a los seres que en ella habitan.



Los seres de luz que nos han acompañado durante este ritual te dan las gracias por tu valiosa contribución a la hermosa tarea de expandir la Luz.



Nosotros también les damos las gracias a todos ellos. A los elementales del Aire, del Agua, del Fuego y del Aire, a los guardianes del lugar donde nos encontramos y a los seres que habitan en los cuatro puntos cardinales.



Permite que tu cuerpo vaya recuperando el movimiento poco a poco, mientras colocas tus manos en el suelo y solicitas a la Madre Tierra que absorba de ti toda la energía que tu cuerpo físico no sea capaz de sostener, para evitar malestares innecesarios.


Alicia Sánchez Montalban

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.