viernes, julio 23, 2010

La Efervescente Gloria. cuantica tangible



Gloria es una mujer madura en sus treinta.
Su hermana María, una intelectual de pensamiento liberal, siempre ha tenido sobre ella la opinión de que Gloria es una mujer ejemplar, estudiosa, juiciosa y de éxito. Pero su prima Constanza, por el contrario, ha tenido reservas con Gloria pues desde niña sintió que Gloria es una mujer fácil, de principios un tanto flojos, pues Constanza posee un concepto del mundo de naturaleza muy conservadora. Ahora ¿Quién es Gloria en realidad? ¿Lo que piensa su hermana María, o lo que piensa su prima Constanza? ¿Es Gloria, “objetivamente” hablando, una mujer de principios flojos o una persona de éxito? Y ni qué decir de las demás múltiples opiniones que miles de personas más puedan tener sobre Gloria. Cuando las reglas del mundo “eran claras y ordenadas”, quizá pudiésemos emitir un concepto “objetivo” sobre Gloria de acuerdo con los modelos mentales en boga.
Pero después de la cuántica, lo que hay son tantas “Glorias” como mentes o conciencias se fijen en ella, sean estas conciencias individuales o colectivas. Es decir, Gloria posee todas las probabilidades de ser todas las cosas al mismo tiempo hasta que alguien la observe. En el momento en que la observen, Gloria queda ipso facto catalogada de acuerdo con la mente de quien la observa. En cuántica, a este fenómeno se le denomina “reducción”, “colapso” o decoherencia”.
Si, por el contrario, ninguna otra mente la observase jamás, Gloria sería un ser cuántico puro, no sería nada en el mundo “real” pues nadie la está observando, y en un mundo cuántico es una serie de probabilidades de llegar a ser algo específico cuando la observen. Esta es una primera posibilidad para aplicar la cuántica a las relaciones humanas nuevas.
Consideremos ahora sí lo que en mecánica cuántica se denomina colapso, reducción o decaimiento. Cualquiera de estas palabras nos intenta indicar un cambio de estado, una transformación de una cosa, estado, persona o situación, desde una naturaleza cuántica a una “normal”. Esas palabras se refieren a que las cosas se mantienen cuánticas hasta que alguien las intervenga con su observación o manipulación, momento en el cual colapsan” o “decaen” a la condición “normal” en la cual ya las percibimos de acuerdo con los nuevos conceptos. Según nuestra propuesta de aplicación social, las cosas y situaciones en principio son pues cuánticas, pero continuamente cambian desde su estado cuántico hasta lo que llamamos un estado “normal”, “clásico” o “local”. Recordemos a Gloria: a la Gloria cuántica no se la puede definir porque si no se la observa o califica es una infinitud de cosas al mismo tiempo. Pero en cuanto alguien la observa, Gloria necesariamente “colapsa”, “se reduce” o “decae” hasta la opinión mental de quien la observa, y se convierte en esa Gloria particular que creó quien la observa y opina sobre ella.
Lo interesante es que antes de colapsar debido a la observación de alguien, la Gloria que habita ese “extraño” estado cuántico presenta características muy especiales. En este estado, entre otras facetas, Gloria presenta lo que hoy día llaman los físicos:
1. Coherencia, esto es, todos sus asuntos trabajan en la misma frecuencia, de manera similar a la coherencia que poseen los rayos láser, la cual les otorga sus características tan especiales que los diferencian de la luz normal: Todos los fotones y partículas subatómicas de Gloria están sintonizados, “cantan” al unísono, Gloria es una sola cosa.
2. Condensación, es decir, algunos aspectos de Gloria son condensados del 4º estado de la materia (recientemente descubierto). Así, el ser de Gloria está compuesto por sólidos, líquidos, gases y condensados. Esta es una condición similar a la anterior, la condición de coherencia, pero la condensación incluye una cualidad importante: no todas las partículas subatómicas de Gloria tienen que estar condensadas, sino un porcentaje suficientemente grande de ellas, una “masa crítica” de las mismas. Cuando esta masa crítica de las partículas de Gloria canta al unísono, todo su ser se halla igualmente en un estado condensado.
Superfluidez. Gloria fluye por los universos de una manera que no puede explicarse con las ecuaciones y conceptos de la física tradicional.
Superconducción eléctrica: la electricidad en el cuerpo de Gloria se transporta como si no hubiera resistencias de ninguna clase. Esto es una forma “extraña” de fluir la electricidad pero totalmente demostrada y aplicada en la ingeniería de hoy. En nuestro instituto hemos observado aplicaciones de este fenómeno durante años.
5 Enmarañamiento. Gloria, con su mente, es capaz de disfrutar de la velocidad infinita para captar o transmitir información del universo o los universos cuánticos. Está conectada con todo, independientemente del tiempo o el espacio clásicos.
6 Universos paralelos. Gloria puede viajar mentalmente por varios universos en lugar de hacerlo sólo por el que nos han enseñado que existe. A este respecto les ruego volver a considerar la película Matrix.
7 Capacidad de girar (en física a estos giros los llaman spin) en muchas direcciones simultáneas de eje. Gloria puede moverse por el mundo de dos maneras distintas al mismo tiempo, e incluso puede hacerlo a través del tiempo, el futuro, el presente y el pasado. Capacidad de recorrer dos o más trayectorias al mismo tiempo. Gloria puede desplazarse de un lugar o tiempo, hasta otro, por dos o más caminos diferentes en forma simultánea.
Capacidad de teleportación. Gloria puede irse instantáneamente de un sitio a otro, como en la famosa película “La Guerra de las Galaxias”, utilizando sus zonas condensadas o cuánticas.
Producción de resultados a partir de causas que todavía no han sucedido. La mente de Gloria es capaz de lograr metas y propósitos solamente con sus sueños, los cuales vienen del futuro.
10 Producción de consecuencias a partir de causas que pudieron suceder pero que jamás sucedieron. Únicamente con los sueños de Gloria, con sus deseos íntimos, suceden cosas en el nuevo mundo cuántico real.
11 Viajes hacia el pasado, desde el futuro. Esta circunstancia cuántica faculta a Gloria para la precognición y los fenómenos parapsicológicos hasta hace poco desdeñados por la academia científica. El principio físico de esta propiedad proviene de la llamada “Acción hacia Atrás”, propuesta en las ecuaciones post-cuánticas por el profesor Jack Sarfatti.
12 Vivir en compañía de las extrañas “presencias negativas” recién descubiertas en 2003. Este es un aspecto de la vida que implica la necesidad de co-existencia entre el bien y el mal, según a mí me parece. No puede existir el uno sin el otro. Por ejemplo, allí donde Gloria pueda tener “un defecto” en opinión de alguna persona o grupo, en el otro extremo de la condición mental de Gloria habrá una cualidad incluso mayor que el defecto. O, en otras palabras, Gloria requiere del mal para poder abrillantar, mejorar, supropio bien. Ser o no Ser, de Shakespeare. Existe y no existe al mismo tiempo.
¿No le gustaría a usted ser Gloria? Como es obvio, no es la zona material de Gloria la que vive estas “extrañas” cosas. Por fuerza tiene que ser una de sus zonas no corpóreas. Y allí, dentro de esa Gloria que tampoco podemos catalogar como energética, pues materia y energía son lo mismo, reside aquella zona de ella apropiada para estas faenas: una zona mental. La conciencia de Gloria.
FUENTE: Extracto del libro “El Pensamiento Cuántico” de Gabriel Aramburu

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.