martes, julio 27, 2010

¿Cúal es la Diferencia Entre el Coaching y la Sanación?



La semana pasada Annete Simmons, Coach inglesa perteneciente al Internacional Coach Federation firmaba el artículo en su blog que ofrecemos a continuación donde explica la relación tan próxima entre el coach y la sanación. Encontramos esta información buscando puntos de unión entre la física cuántica y el coaching ya que a mi modo de entender las conexiones son bastante asombrosas. Practicante de los postulados cuánticos, en esta ocasión Annete se aproxima al ser humano a través de las reflexiones entre la incidencia de la mente en el cuerpo físico y asemeja el procedimiento terapéutico de la sanación a los resultados que se derivan del proceso en el Coaching. En realidad ambas buscan la auto-realización del cliente/paciente y todo ello pasa por el equilibrio y la integración en todos los cuerpos que nos hacen: físico, emocional, mental y espiritual. No hay sanación real y duradera a no ser que se hayan trabajado todos los cuerpos del SER.
“Hay como hemos probado una conexión válida entre el coaching y la sanación. Cuando alguien ha tenido una terapia que ha sido efectiva, ellos la describen como un sentimiento en donde la sanación ha ocurrido. Y de la misma manera, los clientes frecuentemente me comentan que el proceso del coaching les ha traído una forma de sanación. Así pues vamos a analizar la conexión entre el coaching y la sanación.
Uno de los pilares del coaching es que los clientes pueden tener una o más creencias limitadoras que les previenen de vivir la vida que desean y el coach a través del proceso primeramente ayuda al cliente a que vea que estas creencias están interfiriendo en sus metas y segundo les ayuda a cambiar sus creencias para que logre todo aquello que necesita su cliente.
Mucha de la evidencia en las investigaciones y en la práctica médica abrazan ahora la premisa de que nuestro cuerpo y mente están totalmente conectados y que nuestras creencias y pensamiento pueden y de hecho afectan a nuestro cuerpo físico –muchas veces de forma dramática-. Por tanto, además de causar desórdenes emocionales, la forma que tenemos de ver el mundo y a nosotros mismos pueden causar desórdenes físicos –como se evidencia en el fascinante síndrome de la hipocondría por ejemplo donde un individuo puede desarrollar una enfermedad real que nace de sus procesos mentales-. Otros ejemplos son los efectos de placebos y nocebos donde los pacientes pueden o bien recuperarse de una enfermedad porque ellos (o su médico) creen que se les ha dado una medicación efectiva o su condición se puede agravar si ellos o su médico piensan que el tratamiento es inefectivo. (Esta intervención del médico causada por sus propias creencias es bastante asombrosa).
La gente que sufre de todo tipo de desórdenes emocionales y físicos visitas a los terapeutas para que se sanen de sus condiciones y para en definitiva sentirse mejor. El “sentirse mejor” se puede experimentar como una proceso continúo que va desde sentirse un poco mejor, a sentirse mucho mejor a sentirse ya recuperado.
El coaching también hace a la gente sentirse mejor. Ayuda a que la gente cambie sus creencias limitadoras y esto es si mismo puede muchas veces causar una inversión de los desórdenes que se asemeja al proceso de sanación. Un concepto importante que guardar en mente en esta discusión es que toda sanación es autosanación. La buena salud y la felicidad es nuestro trasfondo por defecto como seres humanos y nuestros cuerpos y mentes están constantemente moviéndose hacia lograr tal estado. Dadas las condiciones correctas nosotros automáticamente sanaremos todo aquello que está alborotando el balance correcto de nuestro sistema y causando los síntomas. Lo máximo que cualquier clase de intervención terapéutica (médica o complementaria) puede hacer es ofrecer las condiciones correctas para que la mente y cuerpo del individuo realice esta magnífica labor.
Eckhart Tolle dice en Una Nueva Tierra, “Cuando advertimos la presencia de alguien que realmente acepta quien somos, la sanación ocurre” y yo de todo corazón estoy de acuerdo con esto. Así que en algunos casos, simplemente por aceptar a alguien sin aplicarle un juicio o agenda específica, podemos crear las condiciones para sanar –y ya sea esta persona tu vecino, tu padre, amigo o tu coach, están ayudándote a crear las condiciones óptimas para tu sanación –están creando el espacio donde la sanación puede ocurrir. De hecho si tu coach no está creando este espacio entonces te sugeriría que no están haciendo su trabajo adecuadamente. Desde este punto de vista podemos ver como el coaching están tan alineado con la sanación, que como coaches, podemos abrazar esto sin duda y celebrar el extraordinario proceso en el que trabajamos para crear las condiciones correctas de la sanación. Y como la sanación es un producto de la terapia, entonces podemos decir sin duda que el coaching puede ser terapéutico. Y así la cuestión nos es “cuál es la diferencia entre el coaching y la sanación? Sino ¿Hay alguna diferencia ente el coaching y la sanación?”

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.