sábado, diciembre 05, 2009

Uniones entre Compañeros de Alma: La Unión del Cuerpo, el Alma y el Espíritu en la Nueva Tierra de la Quinta Dimensión, a través de Celia Fenn





Arcangel Miguel
De Paloma: La palabra “Soulmates”, que en este texto de Miguel he traducido como “Compañeros de/l Alma”, se traduce habitualmente como “almas gemelas”, término que no he empleado en esta ocasión para evitar la confusión con el de “llamas gemelas”, al que también se hace referencia específicamente en el texto. Queridos, uno de los mayores dones de la Quinta Dimensión serán las felices y amorosas relaciones que crearán y de las que disfrutarán como seres despiertos. Cuando despierten a su poder y abran sus corazones, crearán las relaciones más maravillosas y amorosas entre compañeros del alma. No se conformarán con menos que con una unión entre compañeros de alma. Muchos de ustedes preguntan “¿Quién es mi compañero del alma?”, especialmente aquellos de ustedes que todavía siguen solos. Y son muchos los que están solos o deseando abandonar relaciones que ya no les funcionan. Esta incomodidad se debe a que se les ha pedido que dejen las relaciones tridimensionales y que entren de lleno en las uniones de quinta dimensión. Aquellos de ustedes que ya están en relaciones amorosas pueden decidir elevarlas a la Quinta Dimensión.
Les decimos que su compañero del alma no es ninguna persona en particular. A menudo son varias las personas que podrían ofrecerles patrones álmicos compatibles. En este tiempo de transformación y “ascensos” se les ofrecerá más de una oportunidad de constituir un vínculo entre compañeros del alma.
La clave es la compatibilidad entre las almas. Se trata de una compatibilidad energética en las Dimensiones Superiores. Las personas que formen vínculos entre compañeros del alma tendrán almas cuyas armónicas lumínicas y sonoras encajen de un modo lo suficientemente cercano como para que se produzca el potencial necesario para que ambas almas se fundan completamente y formen una Unión de Llamas Gemelas.
Esta compatibilidad armónica se siente como una profunda armonía y atracción magnética. Cuando encuentren un compañero que sea potencialmente un alma gemela lo sabrán. Su alma lo sabrá, y ese conocimiento del alma y del Ser Superior les será transmitido inmediatamente. En el estado despierto de la Quinta Dimensión, las experiencias de su alma y sus elecciones serán percibidas por ustedes como si fuesen sus propias elecciones y experiencias, dado que todo esto de su transformación en la Quinta Dimensión consiste en que ustedes alineen sus aspectos físicos con sus aspectos superiores.
Pero lo que quisiéramos decirles es que por algo su alma elige a un compañero, y esa razón es el servicio al bien superior. Las uniones entre compañeros de alma no vienen definidas por el ego. No giran en torno a la felicidad personal del ego, van más allá de eso, relacionándose con el modo en el que la energía de dos almas puede ser combinada para servir a un bien superior. Y en ese aspecto del servicio se encuentra la felicidad y la alegría que aporta la unión de dos en el plano material y que constituye los cimientos de la felicidad en el mundo físico.
En el pasado podía formarse una unión entre compañeros de alma para intensificar el trabajo interno. No todas las uniones entre compañeros de alma fueron felices, porque el trabajo de ambas almas podía implicar la limpieza de patrones profundamente disfuncionales comunes a las dos. Pero ese proceso ha sido completado y ha finalizado. A partir de este punto, las uniones entre compañeros consisten en crear alegría y felicidad mediante el servicio. Las uniones en la Nueva Tierra se basarán en servir al planeta a partir de un estado de alegre armonía en el que los dos se hagan uno en su compromiso con su trabajo como seres de luz en el planeta. Esto no significa trabajar físicamente juntos, sino más bien que las almas y las energías de cada uno sostendrán al otro a un nivel superior para el bien común.
Arraigando una Relación de Compañeros del Alma en lo Físico: El Papel del Sexo Sagrado
Cuando se establece una relación basada en los principios del alma, se llevan las ideas de servicio y espiritualidad al reino físico o manifiesto. La unión física de la pareja es vista como un acto sagrado en el que las energías de lo masculino y lo femenino, o yin y yang, son llevadas a la armonía amorosa y extática. Eso significa que, en una unión de compañeros del alma, debe tomarse la decisión acerca de la clase de energía que desarrollará cada compañero en la relación. Idealmente, el hombre llevará la energía Yang del Masculino Divino o Dios, y la mujer la energía de la Femenina Divina o Diosa. La unión de ambas será entonces un equilibrio armónico de Yin y Yang.
Sin embargo, también puede haber relaciones en las que la mujer elija ser la energía Yang, asumiendo el hombre la energía Yin o femenina. En las uniones gay o lésbicas, los compañeros tienen que decidir quién asumirá cada energía en particular para que se genere la combinación de energías Yin y Yang que creen el camino hacia las Dimensiones Superiores.
La dificultad que muchos de ustedes están encontrando es el ajuste a esos nuevos papeles. El compañero que elija la energía femenina tendrá que entregarse al liderazgo activo del compañero que asuma la energía masculina. Esto no es dominación ni control, sino el ajuste necesario para permitir que el flujo de energía armónica equilibrada proveniente de los Niveles Superiores cree milagros entre las dos personas. Cuando lo femenino se entrega al liderazgo activo de lo masculino, se establece el Orden Divino. Entonces podrá fluir la Gracia Divina. Pero este es un acto de entrega mutua, porque el compañero masculino deberá entregarse al amor del compañero femenino, y ambos deberán entregar su voluntad a la guía superior.
En el presente, muchos de ustedes se resisten a este ajuste porque su experiencia tridimensional les ha conducido a rechazar lo que perciben como dominación y control, o manipulación y coerción. Pero, más allá de la disfunción tridimensional subyace un reino de armonía y equilibrio de la quinta dimensión, en el que lo masculino y lo femenino coexisten en perfecta armonía como pares perfectos. Hay un vínculo de amor mutuo y de respeto que mantiene la armonía en ese perfecto equilibrio. En ese lugar de equilibrio no hay miedo ni enojo, sólo amor y aceptación.
Este equilibrio perfecto se reflejará en la unión sexual de la pareja. En la Nueva Tierra, el sexo y la sexualidad estarán basados en el espíritu y serán alegres y felices. Los viejos patrones de abuso y dominación se desvanecerán. Las parejas aprenderán acerca de la energía o chi relativa a sus cuerpos y a su sexualidad. Aprenderán a utilizar el sexo no solo como una herramienta de procreación sino como una expresión de amor, además de un modo de mantenerse jóvenes y sanos. Los viejos secretos de la alquimia sexual volverán a ser de común conocimiento y serán practicados como Sexo Sagrado, que será parte de todas las uniones entre compañeros de alma.
La Apertura del Camino hacia el Espíritu y a las Uniones de Llamas Gemelas
Cuando una pareja de compañeros de alma ha sido reunida en este vínculo sagrado de cuerpo y alma, comienza a combinar sus energías álmicas. La práctica del sexo sagrado les permite vivir la extática alegría del retorno a la UN-idad en la experiencia física. Esta unión y combinación de las energías del cuerpo y del alma crea un vórtice espiral o camino a la Fuente y al reino del Espíritu. Entonces, esa energía es infundida desde los planos superiores para activar y energizar las almas y los cuerpos de ambos compañeros. En el mundo antiguo, los rituales del matrimonio sagrado y del sexo sagrado eran practicados por los sacerdotes y sacerdotisas para garantizar el flujo de la Gracia Divina hacia la comunidad mediante el mantenimiento en perfecto orden del equilibrio en ese microcosmos. En la Nueva Tierra, a todas las parejas que compartan un vínculo álmico les será dada la oportunidad de contraer “matrimonios sagrados” en los que aprenderán a mezclar sus energías y a atraer el flujo de la Gracia Divina y del Amor al Planeta.
Cuando la Gracia fluye de esta manera a través de una pareja de compañeros de alma, se accede a la expresión más elevada del Amor Incondicional Divino, pudiendo convertirse en Llamas Gemelas. Ambos se hacen uno en la energía de la Fuente y el Espíritu. Su amor mutuo está incluido y es reflejo del Amor Incondicional de la Esencia Divina. Entonces se convierten verdaderamente en el Dios y la Diosa unidos al servicio de la Llama del Amor Incondicional Divino y de su manifestación en el Planeta Tierra. Y, repetimos, esto se encuentra al alcance de todos los que forman uniones de compañeros del alma en la nueva Tierra de Quinta Dimensión. Este es un regalo de gran alegría por el que todos han trabajado a lo largo de muchas vidas de dualidad. Es el regalo de la Conciencia de Unidad en la práctica.
Amor Incondicional, Sexo y Espíritu : Una Historia del Antiguo Egipto
Queridos, cuando la sabiduría de los ancestros retorne a su Planeta, volverán a disfrutar de las sabias historias de Dioses y Diosas. Nos gustaría llevar su atención sobre una hermosa historia de la sabiduría del antiguo Egipto. Para demostrar su comprensión acerca de la importancia del sexo sagrado al servicio de la sagrada armónica del equilibrio, contaban la historia de Geb y Nut. Nut era la Madre Cielo, la Madre Diosa Cósmica o Galáctica. Geb era el Padre Tierra, y representaba al Planeta Tierra, que era visto como masculino (una identificación de lo que volverá a ser evidente en la Nueva Tierra cuando los hombres reasuman sus papeles chamánicos activos). En esta historia, Nut y Geb, o la Tierra y el Cielo, se reunían diariamente en una unión sexual. De esa unión Nut alumbraba cada día al sol, que traía la luz para todos. Así pues, el sexo sagrado era concebido para traer luz al Planeta. Creaba el equilibrio sagrado que permite fluir la Gracia Divina. Y cuando la Gracia Divina fluye, ¡se crean los milagros!
Por eso, queridos, cuando asuman los papeles del Dios y de la Diosa como es su derecho como ángeles humanos, también serán conducidos, en espíritu, hacia sus compañeros del alma potenciales. Si así lo eligen, podrán entonces ingresar en un matrimonio sagrado como parte de su servicio de traer la luz al planeta. ¡Es el regalo de alegría que se les ofrece a todos los Ángeles Humanos de Quinta Dimensión!
© 2004-5 Celia Fenn
Creative Commons License
Traducción: Paloma Fernández Fernández. artesyoficios@arnet.com.ar

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.