jueves, octubre 15, 2009

Mensaje especial de Gaia: Honrar al Fuego canalizado por Abjini Arraiz



Mis amadas y amados hijos,  les hablo de nuevo este mes debido al llamado de una de mis amadas hijas que vive en una de las zonas mas antiguas de mi cuerpo, al Sur de Venezuela, cerca de dos Montañas Sagradas llamadas  el Roraima y el Kukenan, sobre lo que personas de fuera de la comunidad están haciendo quemando, incendiando,  talando árboles y  en consecuencia produciendo la muerte de muchos de los pequeños y variados seres que viven en esos bosques, dice ella que el último incendio  llegó hasta las faldas de la montaña Sagrada del Kukenan, que inclusive ha habido enfrentamientos entre indígenas y criollos con heridos y demás.

También las noticias que vienen del otro lado de mi cuerpo donde se ha activado el llamado cinturón de fuego y mis grietas están moviendo las placas para liberar la cantidad de energía necesaria para equilibrar y balancear. Esta sucediendo en zonas que no son muy pobladas para que los daños sean menores.

La persona que me recibe (se refiere a la canalizadora) se sintió muy impactada con estas noticias sobre la Gran Sabana que le llegaron como respuesta a mi ultimo mensaje Mirar al pasado y me pidió con el corazón una respuesta a estos sucesos.

Lo primero que quiero decirles es que no están solos, que muchos seres y guardianes, maestros, junto a mi Gaia/Pachamama, están con ustedes .  Todo esto pasa porque es tiempo de purificación,  para que sean mas conscientes. Las intervenciones del ser humano sobre mi superficie, como les decía anteriormente son parte de los cambios que están sucediendo.

Allí en esa zona llamado el macizo Guayanés que data del precámbrico esta uno de los tesoros mas grandes que existen para la humanidad, porque esa tierra guarda las memorias ancestrales cuando lo hermanos de las estrellas habitaban mi integridad. Allí se encuentra uno de los discos solares que ha sido activado por ustedes y que tiene como función el equilibrio electromagnético de toda mi vastedad , que en estos momentos de cambio esta balanceándose.

Quiero insistir que no hay nada que temer, que esa  región está protegida, por las jerarquías celestiales, por los hermanos intraterrenos, que los hermanos ancestrales saben como  cuidarla.

Le digo a esta mujer guardiana que habita en las cercanías que realice ceremonias de fuego. El  fuego como elemento purificador puede ser honrado para que realice su trabajo, sin que se desborde o se convierta en destructor.

Y así mismo a todos ustedes que realicen ceremonias de fuego para decirle a  este maravilloso elemento, que canalizado es la fuerza vital, la voluntad creadora y la nobleza, que actúe según su patrón original. Este es el trabajo que tenemos por delante.

De los elementos que ustedes conocen, que son parte de mi cuerpo, es el fuego superficial que se produce en los bosques y los arrasa, y el profundo que surge como lava, que mueve mi corteza,  el que está necesitando manifestarse para purificar la cantidad de energía emocional que surge de las grandes ciudades donde los humanos viven en picos y valles de estrés emocional.

Parte de la purificación es el despertar de este cinturón de fuego que ya están experimentando, este es la válvula de escape para hacerse mas atentos, mas conscientes de las señales de que el cambio esta aquí, por eso es que es tan importante restablecer el balance de este elemento.

Este es un llamado a las mujeres, a las madres, a las hijas, a las ancianas, a las sabias, a las amigas a que  enciendan velas o pequeños fuegos en sus hogares, honrando el elemento, transfigurándose en el fuego, sintiendo que la llama les canta, les baila, con la intención de aquietar los incendios, de suavizar las grietas rojas de mi cuerpo.

A todos que reconozcan su propio fuego interno, su pasión y que se guíen por la misma para hacer todo lo que hagan así también están reconociendo el fuego. Esto va también para los hombres,  para los padres, los hijos, los hermanos, los ancianos, los sabios. Todos aquellos que saben lo que está pasando que reconocen su voluntad, su empeño, su acción positiva a favor de la vida, de la preservación.

Así que no hay nada que temer, todo regresa a su orden cuando todos juntos honramos y equilibramos lo que sea necesario.

Soy Gaia/Pachamama y los amo


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.