jueves, marzo 10, 2011

ok. charlemos. sobre las relaciones de pareja

en respuesta a un comentario sobre relaciones de pareja....




te pregunto... como estas tu contigo mismo??? 

la única relación verdadera que podemos tener en esta vida es la que tenemos con nosotros mismos. con mas nadie. si tienes una relación sincera, agradecida y de full amor contigo mismo eso se vería reflejado en ti, en tu rostro, en tu entorno. es ahí donde se cumple la ley de atracción y se acercara solo la persona que igualmente este feliz consigo misma. pero esto no significa que tu felicidad este basada en el otro. recuerda que cada persona que llega a muestra vida es maestro y discípulo a la vez. es una especie de espejo donde vemos nuestras propias carencias y fortalezas. de igual forma es necesario internalizar que solo nosotros podemos hacernos felices a nosotros mismos (volviendo al concepto de la única relación valida). es entonces cuando la felicidad propia es compartida con alguien sin importar si la recibe o no, si la disfruta o no. tu felicidad es compartida y punto. y aqui se cumple la máxima de que el amor de dos personas que vibran en la misma frecuencia es mayor que la suma de sus partes... como ves es de adentro hacia afuera...



Reacciones:

3 comentarios:

  1. Hola

    Totalmente de acuerdo con tus palabras. En pocas líneas ha expresado con bastante claridad el hecho de que efectivamente tienes que encontrar tu felicidad en tí y no en otros, pues cuando dejas en manos de otra persona tu felicidad: 1) le estás cargando con una responsabilidad que no es suya y 2) esa persona que siendo feliz por si misma intenta a su vez hacerte feliz, fracasará con la consecuente frustración de no haberlo conseguido.

    Además, la única persona que de seguro va a estar a tu lado eres tú mismo pues una pareja, un amigo... va y viene, la relación se puede terminar y entonces qué pasa, qué pasa cuando tu vida gira en torno a esa persona...

    La vida de cada uno, pienso yo, que debe girar en torno a uno mismo, independientemene de que se rodeo de personas queridas... que también son importantes en nuestra vida pero hasta un punto.

    Por tanto, alcanzar la felicidad es cosa de cada uno, se puede compartir, sí, pero no se puede repartir o delegar el trabajo o el esfuerzo de ser feliz o de alcanzar la felicidad. Al menos esa es mi opinión.

    Esperanza

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.