viernes, marzo 11, 2011

LEALTAD (La historia de Canelo)



SOBRE EL PERRO Y SUS PODERES ...

El perro ostenta el poder de la Lealtad el Valor y la Protección.
El Perro era el sirviente/soldado que custodiaba las viviendas de la tribu y las protegía de los ataques por sorpresa.
Ayudaba en la cacería y proporcionaba calor en invierno.
Es símbolo de lealtad, protección y servicio.

Su amor incondicional es proverbial,
incluso con amos crueles y ante tratamientos injustos.
Su valor legendario.
No retrociendo ante el ataque de animales mucho mas grandes y feroces,
siempre que de defender a su amo se trate.
La historia del ser humano sería distinta sin la inestimable ayuda,
de este amigo leal, valiente y noble.

“Si los perros no van al cielo,
cuando muera quiero ir a donde ellos van.”
(Mark Twain)

”El perro promedio es mejor ser,
que la persona promedio.”
(Andy Rooney)

”Si recoges un perro hambriento de la calle y lo haces próspero,
no te morderá;
esa es la principal diferencia entre un perro y un hombre.”
(Mark Twain)

”No hay mejor psiquiatra en la tierra que un cachorro lamiéndote la cara.”
(Ben Williams)

”Si creyera en la inmortalidad,
creería que ciertos perros que conozco irán al cielo,
y muy, muy pocas personas.”
( James Thurber).

Valga como prueba esta historia verídica,
ocurrida en la ciudad de Cádiz:

LA HISTORIA DE "CANELO" :
Foto de "Canelo"


"Canelo" era un perro mestizo,
adoptado por un hombre que vivía solo en la ciudad de Cádiz (España),
siempre seguía a su amo por todas partes y en todo momento.
El perro era su más leal amigo y único compañero de soledades.

El cariño mutuo les hacía cómplices en las miradas,
y hasta en los gestos...
Y cada mañana se les podía ver caminando juntos,
cuando el buen hombre sacaba a pasear a su amigo "Canelo".

Una vez a la semana uno de esos paseos,
era hacia el Hospital "Puerta del Mar",
ya que debido a complicaciones renales,
el hombre se sometía a continuos tratamientos de diálisis.

Como en un hospital no pueden entrar animales,
él siempre dejaba a "Canelo" en la puerta del mismo,
con un:

- "Espérame aquí compañero".

Y "Canelo" como siempre,
esperaba pacientemente a su amigo.
"Canelo" en la puerta del Hospital.

Esta rutina se repetía cada semana.
Cierto dia una complicación en la diálisis,
obligó al internamiento urgente del hombre en el hospital,
y a los pocos dias falleció.

Mientras tanto, "Canelo" esperaba sin desfallecer a su amigo...
tumbado junto a la puerta del Hospital.
Pero su dueño nunca salió por ella.

Ni el hambre ni la sed le apartaban de esa puerta,
día tras día,
lluvia, viento, calor, seguía esperando fielmente a su amigo para volver a casa.

Avisada por el Hospital,
la Asociación "Agaden" lo adoptó y se encargó de cuidar de él,
queriéndole dar en nueva adopción,
pero el perro siempre huía para volver a la puerta del Hospital,
una y otra vez,
a esperar a su amado y único amigo...

La gente de Cádiz conocedora de esta historia de auténtico amor,
le cuidaba, convirtiéndose en el perro de Cádiz,
en el perro de todos.
Nota de prensa sobre "Canelo"
DOCE AÑOS, fué el tiempo que este noble perro vivió esperando el regreso de su amigo, siempre en la entrada del Hospital.
Con amorosa, estoica e inquebratable paciencia.

Finalmente, el 9 de Diciembre del 2002,
"Canelo" murió atropellado por un coche en el paso de peatones,
que da acceso a la puerta del Hospital,
un paso de peatones que él cruzó mil veces cuidadosamente,
por un coche que se dió a la fuga...
Nos dejó lo único que nos podía dejar,
su inolvidable mensaje de amor !
Sólo vivía para reencontrarse con su amigo,
y todos esperamos que lo haya finalmente conseguido.
La historia del perro muy conocida por el noble pueblo de Cádiz,
no quiso que fuese olvidada nunca,
por ello y en gratitud por su lealtad, dedicación y cariño,
puso su nombre a la calle anexa al Hospital,
pues en ella solía merodear en su interminable y fiel espera...
En ella se puso tambien una pequeña lápida con esta leyenda:
" A CANELO.
QUE DURANTE 12 AÑOS ESPERO A LAS PUERTAS DEL HOSPITAL A SU AMO FALLECIDO.
EL PUEBLO DE CADIZ COMO HOMENAJE A SU FIDELIDAD.
Mayo de 2002.".
Su amorosa y noble mirada no ha sido olvidada,
por todos aquellos que tuvieron el privilegio de conocerlo!


CUANTOS "CANELOS" MUEREN ATROPELLADOS EN NUESTRAS CARRETERAS, O PEOR AUN, EN EL TORMENTO DEL HAMBRE, LA SED Y EL ABANDONO, POR CRUELES E IGNORANTES AMOS, DESCONOCEDORES DEL TERRIBLE KARMA QUE ENGENDRAN EN SU FUTURO...!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.