martes, octubre 19, 2010

Recuperación del alma, por Sandra Ingerman



Imagínese a Ud. mismo sentado en un círculo con miembros de su comunidad. Se han reunido todos juntos para apoyar a un miembro de la comunidad que está sufriendo por una experiencia traumática. Ud. sabe que si una persona esta sufriendo y está enferma esto afecta a la comunidad en su totalidad. Así que ha venido a sostener el espacio para que la sanación tenga lugar.

Está oscuro y las estrellas están brillando en el cielo de la noche. El aire está en calma. Todos se sienten sostenidos en los amorosos brazos del universo y no hay duda alguna que la sanación va a ocurrir para todos los que están reunidos allí.
El chamán empieza a tocar el tambor y a danzar llamando al poder del universo, mientras pone a un lado su ser egoico y se convierte en un recipiente vacío que se llena con la ayuda de los espíritus.
El cliente-paciente se acuesta en silencio en el centro respirando profundamente para estar en un estado receptivo para recibir su alma perdida, su vitalidad perdida.
El chamán canta su viaje en voz alta a medida que localiza adónde ha escapado el alma. Y al encontrarla, regresa y la insufla profundamente en el corazón del cliente-paciente llenando el cuerpo entero con la luz de vida.
Hay una gran alegría para todos ya que mientras uno sana todos son sanados. La comunidad está ahora nuevamente entera y puede estar en paz y armonía.
El trabajo está hecho.
El chamanismo es la práctica espiritual más antigua conocida por la humanidad. Sabemos por la evidencia arqueológica que el chamanismo fue practicado en todo el mundo por, al menos, desde hace 40.000 años. Sin embargo muchos antropólogos creen que la práctica data desde hace más de 100.000 años. Y lo más increíble es que el chamanismo se continúa practicando en todo el mundo hoy. Una práctica tan distante en el tiempo y que todavía hoy se lleva a cabo, tiene que ser potente.
La palabra chamán viene de la tribu de los Tungús en Siberia y quiere decir “el que ve en la oscuridad”. El chamanismo se ha practicado en partes de Asia, Europa, África, Australia, Groenlandia y Norte y Sudamérica Nativa.
El chamán es un hombre o mujer que interactúa directamente con los espíritus para abordar los aspectos espirituales de la enfermedad, realizar recuperaciones de alma, adivinación, ayudar a los espíritus de las personas fallecidas a cruzar y realizar una variedad de ceremonias para la comunidad. Los chamanes han tenido muchos roles en las comunidades tribales. Han actuado como curadores, doctores, sacerdotes, psicoterapeutas, místicos y narradores de historias.
Los chamanes miran la forma espiritual de la enfermedad que puede manifestarse en un nivel emocional o físico. Cuando estaba haciendo la investigación para mi libro “Recuperación del alma – Reparando el yo fragmentado”, encontré que muchas culturas chamánicas alrededor del mundo creen que la enfermedad se debe a la pérdida de alma.
Se cree que siempre que sufrimos un trauma emocional o físico, una parte de nuestra alma se escapa del cuerpo para sobrevivir a la experiencia. La definición de alma que uso es que el alma es nuestra esencia, nuestra fuerza de vida, la parte de nuestra vitalidad que nos mantiene vivos y evolucionando.
Los tipos de trauma que pueden causar pérdida de alma en nuestra cultura sería cualquier tipo de abuso sexual, físico o emocional. Otras causas pueden ser un accidente, estar en una guerra, ser víctima de una acto terrorista, actuar en contra de nuestros estándares, estar en un desastre natural (un incendio, huracán, terremoto, tornado, etc), cirugía, divorcio o muerte de un ser amado.
Cualquier evento que cause un shock puede causar pérdida de alma. Y lo que puede causar pérdida del alma en una persona puede no causarla en otra. Los chamanes creen que el reloj despertador puede ocasionar pérdida de alma. Creo que todos sabemos de qué se trata.
Es importante entender que la pérdida de alma es algo bueno que nos suceda. Es así como sobrevivimos al dolor. Si fuera a estar en un accidente de coche el último lugar donde querría estar al momento del impacto es en mi cuerpo. Mi psique no podría soportar ese tipo de dolor. Entonces nuestras psiques tienen este mecanismo de autoprotección donde una parte de nuestra esencia o alma abandona el cuerpo para que no sintamos el impacto completo del dolor.
En psicología hablamos acerca de esto como disociación. Pero en psicología no hablamos acerca de que es lo que se disocia y adonde va esa parte. En chamanismo sabemos que una parte del alma abandona el cuerpo y va a un territorio en lo que los chamanes llaman realidad no ordinaria, donde espera hasta que alguien interviene en el reino espiritual y facilita su regreso.
Aunque la pérdida del alma es un mecanismo de supervivencia, el problema desde el punto de vista chamánico es que la parte del alma que escapa no vuelve por sí sola. El alma puede estar perdida, o haber sido robada por otra persona, o no sabe que el trauma ya pasó y es seguro regresar.
Siempre ha sido el rol del chamán entrar en un estado de conciencia alterada y rastrear adónde huyó el alma en las realidades alternas y retornarla al cuerpo del cliente-paciente.
Hay muchos síntomas comunes de pérdida del alma. Algunos de los más comunes podría ser disociación cuando una persona no se siente que esté totalmente en su cuerpo y viva y totalmente comprometida con la vida. Otros síntomas incluye depresión crónica, tendencias suicidas, síndrome de estrés postraumático, problemas de inmunodeficiencia, y dolor que simplemente no sana. Las adicciones son también un signo de pérdida de alma ya que buscamos fuentes externas para rellenar los espacios vacíos internos a través de substancias, comida, relaciones, trabajo o comprando objetos materiales.
Cada vez que alguna persona dice que nunca ha vuelto a ser la misma desde cierto evento y no se refiere a algo bueno, puede ser que haya ocurrido una pérdida del alma.
Realmente podemos ver cuanta pérdida de alma hay hoy ya que ponemos el dinero por encima de la vida. Cada vez que alguien dice que tenemos que matar otra forma de vida para obtener una ganancia material, esa persona debe estar sufriendo de pérdida del alma. Cada vez que alguien siente que comprando un coche más o que acumulando objetos materiales se logra la felicidad, esa persona está sufriendo de pérdida de alma. Como pueden ver hoy estamos viendo una enorme cuestión de pérdida de alma planetaria si miramos como nos comportamos con cada uno de los otros y el resto de la vida.
El coma es también una pérdida de alma. Pero en el coma hay una mayor parte del alma que está fuera del cuerpo que la que está dentro del cuerpo.  Es muy complicado trabajar con el coma hoy por muchas razones. Requiere habilidades por parte del chamán para averiguar en qué sentido el alma está queriendo ir. ¿Quiere el alma volver a entrar al cuerpo o necesita ayuda para seguir adelante, lo cual llevaría a la muerte del paciente? Hay mucho para decir acerca de este tema y el mismo excede el alcance de este artículo.
Hoy en día hay un resurgimiento del interés en la práctica de chamanismo. Ahora tenemos varios cientos de maravillosos practicantes chamánicos reintroduciendo la práctica de recuperación del alma en nuestra cultura.
Es interesante notar que la manera en que la recuperación de alma se entendía en las culturas chamánicas a las personas que sufrían un trauma se les practicaba una recuperación de alma dentro de los 3 días de ocurrido el trauma.
Hoy en día dado que no hemos estado practicando la recuperación de alma, los practicantes de estos tiempos modernos van hacia atrás diez, veinte, treinta o cuarenta años, o aun más buscando las partes pérdidas del alma.
También en una cultura chamánica los individuos sabían que es lo que estaba fuera de balance en sus vidas que podían haber ocasionado una enfermedad o cuestión.
En nuestra cultura no sabemos que es lo que está fuera de la armonía espiritual, ni que es lo que está creando enfermedad. Y como generalmente nuestra pérdida de alma ocurrió siendo tan jóvenes, no nos damos cuenta de los patrones inconscientes que estamos viviendo debido a nuestra primera pérdida del alma. Y de la manera en que hacemos esto es repitiendo el mismo trauma una y otra vez. Los nombres de las personas involucradas en nuestra historia de vida pueden cambiar, pero la historia es generalmente la misma.
Los efectos de una recuperación de alma varían de persona a persona. Algunos sienten que están más enraizados en su cuerpo y se sienten más sólidos. Otras personas se sienten más livianos y sienten una forma de alegría de ser retorna a ellos. Para algunos, pueden dispararse recuerdos de los traumas pasados trayendo una variedad de sentimientos con los cuales hay que trabajar. Y para otras personas los efectos son tan sutiles que no se nota cambio alguno hasta que se realiza un trabajo posterior de integración del alma.
A medida que las personas se sienten más presentes en sus cuerpos y en el mundo, se vuelven más concientes de comportamientos que pueden estar fuera de balance o no armónicos.
Cuando estamos entumecidos podríamos estar concientes que las cosas en el mundo no están bien pero podemos fácilmente distraernos de sentir la necesidad de cambio. Cuando estamos llenos de “espíritu” no hay ningún lugar donde retirarse y estamos más inspirados para cambiar nuestras vidas.
Creo que una vez que la persona tiene su alma de regreso el cliente-paciente tiene que hacer algo de trabajo. Si la persona tiene hecho mucho trabajo personal la recuperación de alma puede ser el final del trabajo. Sino, la recuperación de alma sería el principio del trabajo.
Ahora es cuestión del cliente-paciente como crear un estilo de vida saludable y atraer relaciones que apoyen una vida llena de salud. ¿Cómo queremos usar la energía que nos fue devuelta por la recuperación de alma y nuestra devuelta vitalidad para crear un presente y un futuro positivo para nosotros? ¿Y como traemos de regreso pasión y significado a nuestras vidas para nuestro crecimiento en vez de solo nuestra supervivencia? Todas estas cuestiones son las que yo llamo “ida después de la curación” y son cruciales para crear una sanación a largo plazo después de la recuperación de alma.
Escribo acerca de las prácticas espirituales que podemos introducir a nuestras vidas para crear un presente positivo en futuro en mi libro Bienvenida Casa: Siguiendo el viaje de nuestra alma de regreso a casa y en Medicina para la Tierra: cómo transformar toxinas personales y del medio ambiente.
Mientras Uds. van leyendo esto estoy segura que pueden ver la relevancia de la recuperación de alma en nuestras propias vidas y la importancia de ayudar a las personas a una vez más llenarse de “espíritu” por el amor del planeta.
Este es un trabajo vital para los tiempos en que vivimos. La tierra quiere a sus hijos en casa y los quiere ahora. Es tiempo de regresar nuevamente a casa y tomar nuestro legítimo lugar en la tierra. Es nuestro derecho por nacimiento el expresar totalmente nuestras almas y crear el mundo en el cual queremos vivir. Y es nuestro derecho de nacimiento el brillar tan resplandecientemente como las estrellas arriba nuestro. Es tiempo de compartir nuestra luz nuevamente en el mundo.
==================

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.