miércoles, mayo 05, 2010

BIENVENIDOS AL VACÍO POR SARAH BIERMANN



He conversado y recibido correos electrónicos de tanta gente que preguntan todas básicamente lo mismo.

La gente está cansada, exhausta incluso. No tienen entusiasmo por nada, ni siquiera por las cosas que solían emocionarlos mucho.

Los cuerpos físico, mental y emocional y espiritual están desencajados. Los síntomas físicos pueden incluir problemas de los senos nasales, garganta y oídos, dolores de cabeza, dolores extraños que parecen ir y venir sin ningún motivo, a veces se siente como si el dolor estuviera nadando por tu cuerpo. La digestión no anda bien, es incómoda, demasiado rápida o demasiado lenta. Y el apetito está retorcido, las cosas que antes sabían bien ya no saben tan bien. Puede haber dolor del cuerpo, fiebre y síntomas de tipo gripal, y por supuesto, sólo estar muy, muy cansados. La visión es variable, a veces bastante borrosa.

Los síntomas mentales incluyen, o bien no poder ni siquiera pensar, o perderse en bucles mentales. Llevar la cuenta del tiempo es un reto y también lo es cualquier cosa que requiera un cerebro izquierdo agudo. Es mucho más fácil distraernos y sólo sentarnos y mirar al cielo, la televisión, un libro o la pared. Esas pequeñas cosas que solían darte placer simplemente ya no lo hacen.

Las emociones andan desenfrenadas. Apatía, desesperanza, desesperación, tristeza y una sensación de estar totalmente vacíos y atascados. Alternativamente, podrías estar sintiéndote realmente frustrado. Es como un síndrome premenstrual de larga duración, sólo quieres que la gente te deje en paz y se preocupe de sus propios problemas. (La gente puede ser tan molesta.) Puedes sentir pérdida de interés en tu trabajo, tus aficiones, tus amigos e incluso todo el planeta. Apenas cepillarte los dientes (¡otra vez!) parece ser una lata, y tan tonto. Para qué molestarse, todo es ilusión de todos modos.

Cuando las emociones están muy exaltadas, es difícil mantener tu conexión con el espíritu. Es como que las emociones te hubieran llenado por encima de los ojos y los oídos, así que no puedes ver ni oír con claridad y no hay espacio para nueva información. ¿Has notado que cuando te sientes más miserable, asustado o triste, cuando pides guía al espíritu, no recibes nada?

¿Qué está pasando aquí? Estamos tan cerca del 2012 y se nos prometió que las cosas mejorarían. Pero ahora no me importa un bledo nada de eso, yo sólo quiero dormir.

Es como si cada célula, cada molécula, cada átomo estuviera pasando por una gran transformación. ¡Y es estresante! Imagínate una bellota. Ha estado en su forma de semilla por mucho tiempo, esperando para expresar todo su potencial y convertirse en un gran roble. Pero ahora las condiciones requieren que empiece la transformación. Este proceso es muy estresante. Se producen cambios químicos en el interior, creando presión en la cáscara de la semilla. Esta presión se acumula y se acumula mientras que el ambiente húmedo suaviza la cáscara, haciéndola más débil. A la larga, la cáscara se parte y el tierno y vulnerable brote comienza a emerger.

Piensa en cómo se sentirá eso para la semilla. Su cáscara protectora se está debilitando y partiendo. Las tiernas partes internas, antes tan seguras y protegidas, ahora están siendo expuestas a un entorno desconocido. Esto es algo que la semilla nunca antes ha experimentado y no sabe lo que pasará al final.

Esto es lo que está sucediendo a nivel celular dentro de nuestros cuerpos. ¡No que nos estamos convirtiendo en árboles! Es una metáfora. Éste es el estrés que estamos sintiendo en nuestros cuerpos y está utilizando una gran cantidad de energía. La mayoría de ustedes ha estado viviendo sólo con el poder de su voluntad, obligándose a sí mismos a hacer las cosas que deben hacer.

Y al mismo tiempo se está produciendo una poderosa transformación espiritual. Las conexiones energéticas entre la nueva realidad y la vieja realidad se están desconectando. Todas las cosas que te definían en la vieja realidad están desapareciendo. Esas cosas incluyen tus roles (hija, hijo, madre, padre, etc.), tus sueños y las formas en que manifiestas tus sueños. Ya has dejado ir tantas cosas. Puede sentirse como si trozos de ti hubieran sido cincelados. Ahora, al final del proceso, es necesario soltar incluso las cosas que más has amado. Éstas son las cosas en tu vida, como tu trabajo espiritual, intereses creativos y también las cosas que forman tu propio ser.

Todos tenemos maneras en que definimos a nosotros mismos. Las cosas que nos gustan, lo que no nos gusta o nos molesta. Damos por sentado que esto es lo que somos. Todos hemos tenido sueños sobre el futuro, tal vez abrir un centro de sanación, o escribir un libro o vivir en una comunidad y cultivar tu propia comida. Muchas de estas cosas son lo que realmente nos gusta o amamos acerca de nosotros mismos. En este momento estamos revisando estas definiciones y sueños. ¿Todavía deseamos las mismas cosas? ¿Es apropiado llevarlas a la nueva realidad o se basan demasiado en la vieja energía?

He aquí algunos ejemplos:

Una mujer siempre quiso tener un centro de sanación. Había estudiado muchas modalidades y, finalmente, comenzó a trabajar con clientes. El trabajo ya no era divertido. No era satisfactorio y ni siquiera interesante.

Hablé con un hombre que ha practicado yoga regularmente durante muchos años. Ha sido muy importante para él por muchas razones. Ahora ya no tiene ganas de ir a clase.

A mí siempre me han gustado las plantas. Mi mamá era arquitecta paisajista y agricultora orgánica. Me criaron para trabajar en el jardín y cuidar de las plantas. Siempre he tenido “buena mano” y si no podía tener mi propio jardín, por lo menos siempre he tenido muchas plantas interiores. Esto era algo que realmente me gustaba de mí misma. Recientemente sentí que todas esas plantas no eran más que una mayor responsabilidad, sólo más cosas que tenía que cuidar. La alegría y el amor habían desaparecido por completo.

Esto definitivamente no es un proceso cómodo. Hay una pequeña voz en tu cabeza que dice: “Si me entrego a esto, entonces todo estará perdido y nunca me volveré a sentir esperanzado ni creativo otra vez.” Existe el temor de que nunca vamos a salir del vacío. Lo que he descubierto es que lo opuesto es verdad. Lo que se requiere es abrazar el vacío. Déjate sentir la desesperanza, la apatía y el miedo. Pasa algún tiempo experimentando la intensidad. No tomes ninguna acción todavía. Se me ocurrió que debía tirar a la basura todas esas (tontas y latosas) plantas de interior y terminar con ellas. Por suerte, decidí esperar. (O tal vez eso sólo parecía demasiado trabajo.)

Unos días más tarde me fijé en una orquídea en una maceta por el camino de entrada a mi casa. Sus flores acababan de abrirse por completo y me detuve un momento para apreciar la belleza. Me hizo sentir bien y agradecida. Parece que no perdí para siempre mi amor por las plantas. Ahora, en lugar de que esta definición sea inconsciente, basada en mi infancia y costumbre, fue una elección.

No podemos vivir en la realidad física sin ninguna definición. Para que algo se manifieste debe tener alguna definición. Lo que está pasando ahora es que se nos está dando la oportunidad de ver cómo nos hemos definido nosotros mismos, ver qué se siente al no tener esas definiciones y elegir lo que queremos llevar con nosotros a la nueva realidad.

Cuando unes el proceso de re-definición con la transformación del cuerpo físico, tienes una potente combinación. Y sí, los dos están relacionados. Así que sé muy paciente y amable contigo mismo. No trates de luchar contra eso. Al leer la energía, veo que no tenemos más que un par de semanas más de este intenso tiempo en el vacío.

Enfócate en las pequeñas cosas que te dan placer, ya sea una flor, alguna formación de nubes espectacular o un abrazo de alguien a quien amas. Pronto las cosas van a empezar a iluminarse de nuevo. Confía en el proceso.

Sarah Biermann - Maestra, Consejera Intuitiva, Sanadora Energética, Escritora y Artista www.limitless-one.com - Correo electrónico: sarah@limitless-one.com
Enviado Por Mario Liani 

Cuando unes el proceso de re-definición con la transformación del cuerpo físico, tienes una potente combinación. Y sí, los dos están relacionados. Así que sé muy paciente y amable contigo mismo. No trates de luchar contra eso. Al leer la energía, veo que no tenemos más que un par de semanas más de este intenso tiempo en el vacío

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.