martes, enero 12, 2010

Tradición Sufi y la Danza Derviche


SOY MURID (DISCIPULO SUFI) DE LA ORDEN NAQSHBANDI, LO QUE SE LLAMA DE MANERA MÁS SENCILLA, DE ACUERDO AL PAÍS DE ORIGEN, DERVICHE ("UNO QUE ESPERA EN LA PUERTA").







La tal llamada "Danza" es lo que en forma más precisa denominamos "sama" o simplemente giro.
El giro que ilustra la foto que aparece en vuestra página es un "sama" público realizado por los derviches de la Orden Mevlevi o Maulawis, palabra que proviene de "Maulana" que significa simplemente "nuestro Maestro". El fundador de dicha Orden es el muy conocido Jalaluddin Rumi, del cuál se consigue abundante material en este país, en lengua castellana.
Aún así, el sama es practicado por cuanta Orden Sufi existe en este mundo, solo que de maneras, a veces, totalmente diferentes entre sí. El giro es indicado o prescripto por un Maestro o Sheik autorizado por la Orden u Orden Mayor como la Naqshbandi, y es practicado según reglas muy precisas en lugares y momentos indicados y adecuados para el mismo.
Las técnicas usadas por los Sufís "funcionan" con éxito solo cuando las practican personas debidamente iniciadas en alguna Orden real y operativa en la actualidad y bajo la tutela de un Guía o Maestro real y vivo. Hay cientos devariaciones de estas técnicas y también son contraindicadas y hasta potencialmente peligrosas o perturbadoras a personas especialmente sensibles psicológicamente.
Las técnicas Sufís no son un paquete de auto ayuda new age de aplicación universal.
Si una persona no está debidamente iniciada, no cuenta con el respaldo y soporte de la gente que diseña tales técnicas y las conoce de manera total y precisa, como también su alcance profundo.
Una persona no iniciada no tiene acceso a la energía que acumula, circula y reenvía El Trabajo y Diseño de los Sufís...así de simple y concreto...la nuestra es una energía refinada por un Trabajo totalmente preciso y definido y es solo para las personas comprometidas en tal Trabajo y para otras situaciones totalmente ajenas a la fantasía de la gente.
Aún así la presencia en una zona geográfica de un grupo Sufi o Trabajo de este tipo produce un impacto positivo de alcance profundo y sutil en tal comunidad.
La fotografía que publican está tomada en la ciudad turca de Konia, lugar de residencia de Rumi y donde también fundó su Orden y desde donde se expandió al mundo entero.
El Trabajo Mevlevi es especifico y no tan difundido en la actualidad como lo fue en otros tiempos.
También hay que recordar que el giro es una técnica que está armonizada y sincronizada a ciertos eventos terrestres y cósmicos y por ende es modificado en su forma, tiempo, lugar e individuos a medida que cambian las condiciones ambientales terrestres y cósmicas.
No existe algo como un "giro estandard" de aplicación universal.
El Trabajo de los Sufis existe en la actualidad difundido por todo el mundo y hacer contacto con el mismo no es ningún misterio ni requiere de pruebas imposibles. Es un Trabajo para personas que tienen la capacidad de beneficiarse con él y ser funcionales dentro del mismo.
No hay algo tal como reclutamiento, proselitismo o conscripción de socios...no hay lugar para la fantasía afiebrada y pensamiento mágico, es un Trabajo duro, serio y responsable que dura toda una vida...y rinde sus frutos de acuerdo a la calidad y esfuerzo invertidos en el.
Es requisito indispensable la estabilidad psicológica y emocional.
Todos estos puntos de referencia que aquí he mencionado más otros miles más están mencionados de manera más precisa y documentada en cientos de libros de Maestros autorizados de nuestra Tradición, antiguos y actuales, todos disponibles en numerosas librerías especializadas. El material correcto esta siempre disponible...el contacto con el Trabajo también.
Es y siempre a sido una situación clara que en el Trabajo de los Sufis, las técnicas siempre son indicadas en forma específica y puntual para cada buscador, siempre y cuando este se halle debidamente iniciado en una Orden Sufi reconocida y operativa en los tiempos actuales.
Hay cientos de Ordenes dispersas tanto en oriente como en occidente y como toda cosa de este planeta no son invulnerables a la desviación, confusión, corrupción y perdida de potencial operativo.
Es responsabilidad de los Custodios de la Tradición el mantener a través de los tiempos y las diversas culturas la operatividad de los Trabajos que estén "a tono" con las circunstancias de las necesidades humanas y planetarias o cósmicas, así también como su formulación externa para ser debidamente absorbida sin conflictos culturales o sociales que afecten la operatividad de tal Trabajo y el medio en el que es Proyectado.
Hay en occidente varias Ordenes en estado operativo y entre ellas se destacan la Naqshbandi, la Yerrahi-Halveti, la Mevlevi, la Qadiri y otras más en menor grado. Cada una con su respectivo Maestro vivo y real, accesible y conocido para quien lo busque.
La variedad de tal trabajo responde a necesidades tanto técnicas, geográficas como  también históricas. El buscador occidental puede sentirse tranquilo y prescindir de los  costosos y difíciles viajes a oriente puesto que cuenta, con total seguridad, de alguna  forma de contacto o presencia de este Trabajo en su zona geográfica cercana.
Los Trabajos de cada Orden tienen el mismo objetivo final pero distintas técnicas y formulaciones. Tal punto puede comprobarse en forma clara y definitiva  con la lectura de los distintos textos clásicos de los Maestros Sufis de cada época.
La forma normal que una persona entra en contacto con este Trabajo es a partir de la lectura de parte del más de un centenar de libros Sufis en castellano totalmente  accesibles en este país. Existen también ciclos de lectura y seminarios abiertos
al público en general que se publicitan por los canales habituales para estos temas.
El Camino Sufi se presenta sin misterios ni pruebas épicas...es un Trabajo duro y concreto que sin duda mejora como mínimo la calidad de vida de la persona y su armonía con la familia o comunidad y su alcance profundo...solo Dios sabe el Destino de cada Alma.
Ciertamente engloba aspectos que el público común no conoce y también otros que la mayoría de los iniciados tampoco conoce y son temas de Trabajo especifico fuera de la enseñanza, más bien relacionados con la circulación de energías específicas para el desarrollo humano y la continuidad del Camino.
Es claro que la base fundamental del Trabajo Sufi descansa sobre la revelación Coránica. No hay técnica que no tenga su base en algún aspecto mencionado en el Sagrado Corán. Así también, cada Cadena de transmisión de enseñanza o Silsilat se remonta hasta el Profeta Muhammad mismo (la Paz y laz Bendiciones sean sobre  Él) o alguno de los 4 Califas del Islam primigenio.
(aclaración: el nombre "Mahoma" es un vulgarismo despectivo del idioma español originado en tiempos de los Reyes Católicos del Reino de España. Muhammad o  Mohammed es el nombre propio correctamente promunciado en arabe o castellano. 
Es un signo de respeto y consideración mencionar los nombres propios correctamente)
Quizá el buscador debería permitirse experimentar y observar que halla en su Corazón luego de entrar en contacto con los textos de los grandes Maestros de la Tradición y con el Sagrado Corán. No es una cuestión académica ni de estudio...es un sentir claro del Corazón que sucede o no.
Elegir un Camino es un asunto interior del Corazón...solo dentro de uno está la respuesta a cual es el camino correcto para sí mismo.
Los Sufis no mezclan técnicas de diferentes Caminos.
Es por todo esto que, más allá de los reconocidos libros editados por distintos Maestros de esta Tradición, poco es lo que puede decirse de verdadera utilidad.
Las técnicas son solo para los iniciados. Paso previo a esto es una temporada de familiarización con el tema y si la persona está dispuesta y así lo solicita puede existir la posibilidad de participar en este Trabajo, y luego, al cabo de un tiempo que es distinto para cada uno, puede tomar los votos de Discípulo o Murid con un Maestro reconocido y ser debidamente iniciado.
Este evento llamado Bayat es de vital importancia en el Camino pues es una  afirmación de compromiso que hace la persona en aceptar y seguir por propia  voluntad la disciplina y enseñanza de su Maestro. Si la persona siente que su tiempo o necesidad de este Trabajo
en particular a pasado o no está de acuerdo con la dirección tomada, es totalmente libre de abandonarlo y continuar con lo que crea correcto para su vida.
Desde ya que estoy informado y formado en tales prácticas y técnicas aprendidas en más de 15 años de Trabajo y aún así creo humildemente que recién ahora estoy empezando a tener consciencia de lo que significa un Trabajo Real y el alcance del mismo.
Puedo asegurarles que tales técnicas en este corto período de 15 años, han variado su formato en más de una ocasión, por lo cual es fácilmente deducible que sin una guía concreta uno estaría perdido repitiendo cosas en desuso y sin operatividad real actual.
La presente es solo la aclaración del porqué los Sufis no publican sus métodos de Trabajo indiscriminadamente. Las técnicas mencionadas en los textos clásicos de Maestros y en algunos libros actuales , estás solo delineadas en términos generales como para dar una visión general de que es lo que hacemos, pero de ninguna manera tengo constancia que se haya publicado un ejercicio operativo o técnica para el público en general.
La práctica del Zikhr o repeticiones de los 99 Nombres Sagrados de Allah es una práctica compartida en todo el mundo Islámico y de conocimiento popular. Para saber más sobre esto sería conveniente dirigirse al Centro Islámico de Av. San Juan al 3000, de Capital Federal, (Argentina). Allí la persona interesada obtendráinformación precisa de lo concerniente al Islam, su práctica y credo.
Poco a sido mi útilidad para con ustedes, salvo la de aclararles estos pocos puntos de importancia central a la hora del acercamiento con el Trabajo Sufi.
Hay en la red distintas páginas de varias Ordenes Sufis que operan en occidente incluyendo este país, todas ellas ubicables con un buscador. 
Hay libros publicados y disponibles con facilidad que presentan el material necesario para el contacto con este trabajo para quién sienta que puede serle útil.
Quien busque la Verdad con sinceridad siempre algo hallará.
Permitansé que su Corazón los guíe...cada cual a su lugar de Destino...Su Camino...Un solo Destino...

Allah sabe mejor.
Un discípulo Sufi







Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

la frase:

"SOY AGNOSTICO CUANTICO... QUE EXPERIENCIA!!!"

derechos y copyrights

algunos escritos son de mi creación y otros son artículos interesantes que consigo a través de horas de búsqueda en la web. a veces estos artículos están publicados sin ningún tipo de fuente o autor.

si hay algún articulo o escrito que sepas que pertenece a alguien o es de tu propiedad, escríbeme y colocare los créditos o lo eliminare, según lo que desees.

en cuanto a los de mi propia creación (los que están bajo la etiqueta "ok, charlemos", o estén debidamente firmados) pueden ser copiados siempre y cuando se señale la autoria. gracias!

quien soy?

Mi foto
santa cruz de tenerife, tenerife, islas canarias, Spain
Sanando las emociones, sanamos el cuerpo. Mi tarea como Terapeuta Holístico es, mediante la observación previamente entrenada y por medio de una consulta, el descubrir y solucionar los conflictos y problemas que afectan al paciente, y llevarlos a un estado de armonía, equilibrio y salud. Es necesario tener en cuenta a la persona también con su entorno de vida, pues muchas enfermedades tienen los mismos síntomas, pero en cada persona puede haber de fondo otras causas. El escuchar atentamente cuando el paciente describe sus síntomas y la historia de su enfermedad es para mi lo más importante. As! se manifiestan claramente las circunstancias de la enfermedad que con frecuencia es el paciente mismo el que las establece y expresa. Al finalizar la prueba de diagnóstico establezco junto con el paciente el plan de terapia a utilizar. Por lo tanto con las técnicas holísticas se ayuda a sanar Cuerpo, Mente y Éter, considerando al ser humano como un individuo integral y no como un paciente, un enfermo o un numero de expediente más. De esta manera logramos evolucionar al ser hacia su verdad interna, el encuentro con nuestro verdadero ser.